Redirecciones

Las redirecciones se encargan de direccionar el tráfico automáticamente, bien sea del lado del servidor o del mismo cliente, de una URL a otra. 

Este sistema es utilizado para diferentes fines como: la reubicación de una página web, la eliminación del sitio, un nuevo dominio o un servidor en mantenimiento.

Las redirecciones son importantes tanto para la perspectiva SEO (posicionamiento orgánico) como para la experiencia del usuario, pues tanto los visitantes como los motores de búsqueda, quieren encontrar sólo páginas existentes y no caducadas.

Que el usuario aterrice en una página de error hará que automáticamente la abandone y se conviertan en parte de la tasa rebote del sitio, esto genera una mala experiencia del usuario y por tanto una reducción notable en las cifras de conversión.

Entre tanto, si los motores de búsqueda detectan un “error no encontrado” eliminarán la página web inmediatamente, sacándola del ranking de posición SERPs de los buscadores. 

Además, los backlinks que arrojan un estado 404 tampoco serán considerados por el algoritmo, es decir, que realmente se están desperdiciando.

Tipos de redirecciones del servidor

Este redireccionamiento consiste en introducir un comando que corresponde a un archivo htaccess del servidor, dicho de otra manera, si se llama la URL el servidor será el encargado de redirigir a su nuevo destino.

Redirección 301

En esta versión se envía permanentemente a una URL, hecho que lo hace ideal para relanzamientos de sitios web, para enlazar antiguas URL a nuevas URL. 

Con este método se da una indicación precisa a los motores de búsqueda, de que cierto recurso se puede encontrar permanentemente en otra URL.

Redirección 302

Acá las páginas se redireccionan constantemente a la versión 1.0 de HTTP mientras que, en la versión 1.1 el código de estado pasa a decir found, lo que significa que el recurso solicitado podrá encontrarlo en el servidor. 

Redirección 307

Con este método se puede redirigir temporalmente un sitio web, esto es muy común cuando se da servicio a un servidor. 

Acá tendrá que escribir un archivo php, en el que se incorpore un mensaje para los visitantes de la página; el archivo podrá verlo en el directorio raíz.

Redirección 308

En este caso se podrá restringir permanentemente el sitio web; se encarga de decirle al browser que para seguir la redirección deberá usar el método HTTP en lugar de un GET.

Tipos de redirecciones del lado del cliente

En este caso de redireccionamientos, no es necesario realizar algún cambio al servidor, pues estos se almacenan directamente en el código fuente de la página.

Meta refresh

En esta redirección se coloca un meta tag, en el encabezado del documento HTML, con el fin de realizar una meta actualización en el cliente.

Aunque debe saber que, pese a su rapidez de configuración, en términos de usabilidad no brindan una gran experiencia, pues los usuarios deben esperar varios segundos, antes de que puedan ser redirigidos a la nueva página.

Javascript

En este caso se presume que el usuario tiene instalado en su navegador javascript y que los motores de búsqueda suelen tomar tales reenvíos como secuestro de la URL. 

Tome en cuenta

Debe tener presente que, el empleo de redireccionamientos del lado delos clientes no es muy favorable para la optimización de los motores de búsqueda, porque estos implican un paso adicional para el servidor. 

Use los redireccionamientos estrictamente necesarios, para que no limite el rendimiento del sitio web.

Además, si hay demasiados redireccionamientos, a Google le costará mucho darles seguimiento, causándole que el crawler reciba un error. 

Entender la importancia de las redirecciones es sencillo, sin embargo, deberá implementarlas correctamente para evitarse problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.