¿Qué son las palabras clave y para qué se utilizan?

Muchas veces, nos preguntamos a qué se refiere el término de palabra clave en Internet. 

Pues bien, una palabra clave o keyword, en inglés, es un vocablo que, en programación, se refiere a la llave que nos abre la puerta a la información y promueve su intercambio entre el usuario y la página Web que este consultada.

La correcta elección de las palabras clave determinará o no el resultado de la búsqueda. Por eso, son tan importantes, pues de ellas se deriva la optimización del contenido.

¿Qué son las palabras clave?

Las palabras clave son un término que se explica por sí solo. Se trata de la fuente principal a utilizar en cualquier tipo de investigación que se requiera. 

Son, básicamente, instrumentos de búsqueda a partir de una composición de una o varias palabras para definir la manera cómo un usuario plantea sus dudas en los buscadores, con el objetivo de solucionar problemas y obtener información.

Esto quiere decir que, al definir en Google, por ejemplo, una palabra o grupo de palabras clave, se le envía la información con contenido específico al buscador, y este responderá con la que más se adecúe a la necesidad del investigador.

Relevancia de las palabras clave

No es casualidad que estas palabras sean llamadas “clave”. Además de abrir al usuario las infinitas posibilidades que se ofrecen en Internet, cuando encajan a la perfección, las palabras clave garantizan la supervivencia de una empresa.

En cualquier negocio que se emprenda, las palabras clave hacen la diferencia entre ser encontrado, leído, compartido y gustado o, simplemente ser ignorado por parte de los usuarios por desconocimiento de su existencia.

Son herramientas fundamentales, que ayudan mucho al marketing de contenidos. Por tanto, cada palabra clave debe ser considerada como una interrogante que necesita ser contestada, sin medias tintas.

Las palabras clave negativas

Son aquellas que informan a Google, o a cualquier otro motor de búsqueda, sobre cuáles son los términos con los que no se quiere lidiar para atraer a una empresa.

Entonces, dado el caso, a partir del momento cuando el emprendedor se cerciora de que el público objetivo no encontrará lo que quiere al ingresar a un determinado anuncio, deja de pagar por los clics por anuncio, que difícilmente resultará en el cierre de una venta.

Ello resulta, en la práctica, en una mayor suma de clientes realmente interesados en el producto que se ofrece, alejando con ello a los curiosos.

¿Cómo encontrar las palabras clave negativas correctas?

Es necesario pensar en cómo usar las herramientas que el mismo Google nos ofrece. Existen herramientas específicas, que pueden ser de gran utilidad a la hora de encontrar las palabras clave negativas.

Si, por ejemplo, se trata de una empresa que vende sillas de montar, se debe colocar esa frase en la pestaña de Keyword Ideas y hacer clic en la búsqueda.

En la lista de resultados aparecerán varios términos de búsqueda relacionados con esa frase, es decir, todo lo concerniente a diseños, lugares de venta de sillas de montar, personalización de las sillas de montar y todo lo que arroje el vasto universo de la Internet.

¿Cómo definir las palabras clave?

Una vez realizado el listado de palabras clave originarias o “semilla”, hay que incluir más datos para realizar un análisis más completo, que genere el máximo de los resultados. 

Existen muchísimas herramientas cuyo objetivo principal es el de encontrar palabras clave relevantes, pero las principales en el día a día son: Google Trends, Google KeywordPlanner, SEMRush, Ubersuggest, Keywordtool.io, KWFinder, KeywordRevealer, Keyword Eye, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.