¿Qué es SEO?

El SEO, es el acrónimo o la abreviatura de Search Engine Optimization (optimización de motores de búsqueda, en español).

Se trata de un conjunto de técnicas, que tienen por objetivo mejorar la visibilidad y el posicionamiento de una Web para generar mejores resultados orgánicos de los buscadores, y un mayor número de visitas.

También se le conoce como posicionamiento en buscadores, posicionamiento natural o posicionamiento Web. La palabra clave es lo más importante, su número a posicionar, depende del número de páginas que contenga la Web. 

El SEO y los buscadores

Los buscadores, son los sitios que recaban el listado de páginas existentes en la Web y las reagrupan algorítmicamente. 

Estos algoritmos se irán actualizando cada cierto tiempo, para que el usuario pueda obtener el resultado más adecuado a su necesidad. También, se evitan los contenidos manipulados o spam.

Para posicionar una página, los buscadores se basan en una multiplicidad de factores, de tipo interno o externo.

Factores externos de búsqueda

Son todos aquellos que escapan del control y dependen, en gran medida, del comportamiento de los usuarios en una determinada Web.

Por ejemplo, si ese sitio se comparte en redes sociales, el número de links que posea para enlazar la página, la cantidad de visitantes que recibe la misma, y las veces en que es compartida. Esto se denomina “porcentaje de rebote”.

Los factores internos de búsqueda son aquellos que atañen directamente a la persona encargada de la Web, tales como son la velocidad de carga y la autoridad del dominio.

Al igual que la publicación de contenidos de calidad, que correspondan con las palabras clave, la arquitectura o estructura de la página, el código HTML, entre otras.

SEO: estrategias para posicionar una Web

El Contenido

Debe ser capaz de dar la mejor respuesta a la búsqueda del usuario, pero, no siempre las búsquedas son tan concretas.

Por ejemplo, no es lo mismo buscar “centro comercial en México”, que “centro comercial con restaurantes italianos en México”. 

Es por ello que los sitios Web tienen que ser lo más claros posibles en su contenido clave. También es muy importante tener en cuenta el target a quién va dirigido a la hora de redactar.

Infografías y recursos visuales

Una de las formas más efectivas de conseguir links de calidad, es con contenido útil e interesante. 

La creación de infografías y recursos visuales, es también una estrategia a utilizar, bastante efectiva cuando se trata de lograr que otros sitios Web similares en cuanto a temáticas, se enlacen.

Velocidad

Los factores que más influyen sobre la velocidad y que hacen que una página tarde en cargar más que otra son el hosting, la red y la programación.

Para una mayor velocidad de carga, el hosting debe ser de calidad y, preferiblemente, estar ubicado geográficamente en la misma localidad, hacia donde va dirigida la Web.

Programación

En lo que se refiere a la programación, la página Web debe de estar plenamente optimizada en temas de diseño y consultas a bases de datos.

HTML

Son las meta etiquetas que ofrecen al usuario la información, a partir de los resultados de los buscadores. 

Existe una gran variedad de meta etiquetas que favorecen el SEO, y, para ello, el HTML debe ser validado con todos los estándares del World Wide Web Consortium.

Etiqueta Title

Es la segunda parte de contenido más importante en una página, lo primero que lee el buscador. 

Es el título que se muestra al compartir el contenido en las redes sociales y, generalmente, el título que muestran los buscadores.

Otras metaetiquetas

Son importantes la etiqueta H1, la meta etiqueta Robots, la meta etiqueta Canonical, la meta etiqueta Lang, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.