Cómo traducir tu página web

Luego de realizar un estudio de mercado digital y observar que el producto o servicio que se ofrece tiene demanda en otros países, con un idioma diferente al nativo, se debe buscar la forma de traducir tu página web, para que los usuarios puedan sentir afinidad con la información que se expone en ella.

Un alto porcentaje de usuarios han manifestado que al realizar su proceso de navegación y toparse con webs diferentes a su idioma natal o que no tengan la opción de ser bilingües la abandona inmediatamente, porque no sienten confianza y no desean meterse en aguas desconocidas.

De tal modo, si considera que tiene un nuevo nicho de mercado en otros países como Brasil, Estados Unidos, Francia, entre otros; es recomendable ofrecer la alternativa de traducir su página web y así evitar confusiones o malas experiencias a los clientes.  

Traducir la página web: ser original

Por lo general, cuando se está en un proceso de análisis de mercado, se recomienda traducir solo la página principal, por ser la carta de presentación y dependiendo de los objetivos que se tengan, se procesará con el resto del portal más adelante. 

Es decir, se debe evaluar si se busca que el cliente observe y entienda simplemente la información general sobre la marca y servicios ofrecidos o si se desea que el usuario realice un proceso de compra en su idioma. 

La mayoría de los portales web ofrecen la posibilidad de leer su información en español o inglés, pero si los nuevos clientes potenciales están ubicados en Brasil o Italia no se sentirán muy identificados con la inversión de tiempo y dinero que se realizó, por eso es vital conocer donde viven esas personas que visitan la página web.

Aunque se maneje otro idioma es importante mantener un estilo de lenguaje neutro, para que sea más fácil de leer y entender por todas las personas de ese país. 

Cuando se habla de localización de una página, es un término que consiste en el “proceso de adaptación y fabricación de un producto para que presente el aspecto y el funcionamiento de un artículo fabricado en un país concreto”.

Según la Localisation Industry Standards Association (Asociación para la normalización del sector de la localización). Es decir, el contenido debe ser adaptado a la cultura a la cual se dirige.  

Alternativas de traducción 

Actualmente, existe una diversidad de agencias que cuentan con profesionales que ofrecen el servicio de traducción de manera rápida y sencilla para cualquier portal web.

También hay agencias que instalan un software en cualquier página online y detectan cualquier contenido o modificación que se realice en el mismo y automáticamente los traductores de manera remota realizaran las traducciones con el objetivo de que el contenido esté disponible de manera inmediata. 

Otra alternativa para facilitar la comunicación con los nuevos usuarios extranjeros, es colocando formularios de suscripción, en los cuales ellos coloquen sus datos para luego enviarles información más personalizada y crear un vínculo más cercano. 

¿Qué no se puede olvidar?

Al adaptar el contenido de la página web también se debe tener en cuenta todo lo relacionado con la ubicación de tus clientes extranjeros.

Es decir, si tienen la alternativa de realizar compras online se deberán expresar las cantidades de acuerdo a su país (dólares, euros, libras, pesos, entre otras) para que no confundir el uso de las divisas.

Finalmente, los posibles números de contactos deben ser claros, es decir, siempre se debe añadir el prefijo internacional, para facilitar la comunicación, también se recomienda colocar otras alternativas como correos electrónicos, cuentas de Skype o chat en vivo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.